Con frecuencia el desarrollo de los dientes de lxs pequeños de la casa es un tema que preocupa a padres y madres cuando acuden a nuestra consulta.

Hallazgos como que el/la infante presenta mucho espacio entre un diente y otro en la dentición temporal (los conocidos diastemas), el hecho de que no se le hayan caído los dientes cuando a los compañeros de clase sí que se les han caído, hábitos como la succión del dedo, que los dientes del maxilar no cierren de la manera correcta, que exista mordida cruzada o mordida abierta, suelen ser motivo de inquietud para madres y padres.

A medida que se van generando cambios en la boca de nuestros hijos e hijas, van surgiendo las mismas preguntas, ¿Está todo correcto?, Si no es correcto, ¿habrá alguna manera de solucionarlo?, Aunque no haya hecho el recambio dental, ¿hay alguna ortodoncia para corregir las maloclusiones? ¿Cuándo tengo que llevar a mi hijo o hija por primera vez al ortodoncista?

A los que ya habéis leído alguna de nuestras entradas al blog, os habréis dado cuenta de que siempre hacemos referencia al mismo factor, la prevención para evitar complicaciones futuras. En el caso de las maloclusiones, resulta igual.

Hoy venimos a hablar sobre la ortodoncia interceptiva, este tipo de ortodoncia, evita problemas en la edad adulta, de este modo, este tratamiento se realiza en la fase de crecimiento, en edades tempranas cuando el crecimiento facial todavía no ha finalizado.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva, ortodoncia correctiva u ortopedia funcional infantil se considera una fase del tratamiento ortodóntico a temprana edad, es decir en edad de crecimiento, encaminada a la corrección del inicio de la maloclusión en edades tempranas cuando el crecimiento general y el crecimiento facial del paciente aun no ha finalizado. Es un tipo de tratamiento, donde idealmente el paciente es tratado por un/a ortodoncista especialista en ortopedia infantil.

El objetivo principal de un tratamiento interceptivo, es favorecer un buen crecimiento facial, otorgando una correcta función masticatoria, gracias a un correcto de