¿El mal aliento está afectando tu vida social y profesional? Descubre en Clínica Provenza las causas detrás de este problema común y las soluciones más efectivas para combatirlo y recuperar tu confianza.

6 Causas del mal aliento

1. Mala higiene bucal

La causa más común del mal aliento es la mala higiene bucal. Si no te cepillas los dientes y no usas hilo dental regularmente, los restos de comida pueden quedar atrapados entre tus dientes, descomponiéndose y causando un olor desagradable. Las bacterias presentes en tu boca también pueden producir compuestos sulfurados volátiles que contribuyen al mal aliento.

2. Enfermedades periodontales

Las enfermedades de las encías, como la gingivitis y la periodontitis, son otra causa significativa de halitosis. Estas enfermedades son causadas por la acumulación de placa bacteriana y pueden llevar a la inflamación y sangrado de las encías, además de mal olor.

3. Alimentos y bebidas

Algunos alimentos y bebidas, como el ajo, la cebolla, el café y el alcohol, pueden causar mal aliento temporal. Estos alimentos liberan compuestos olorosos que son absorbidos por el torrente sanguíneo y expulsados por los pulmones al respirar.

4. Tabaco

El tabaco no solo causa mal aliento, sino que también mancha los dientes y aumenta el riesgo de enfermedades de las encías y cáncer oral. Fumar reduce tu capacidad para saborear los alimentos y irrita las encías.

5. Boca seca (xerostomía)

La saliva es crucial para mantener tu boca limpia, ya que ayuda a eliminar las partículas de alimentos y bacterias. La boca seca, causada por ciertos medicamentos, enfermedades o simplemente no beber suficiente agua, puede resultar en mal aliento.

6. Infecciones bucales y otras condiciones médicas

Las infecciones bucales, como las caries y las infecciones en las amígdalas, pueden causar mal aliento. Además, algunas condiciones médicas, como la diabetes, problemas renales o hepáticos, y el reflujo gastroesofágico, pueden contribuir a la halitosis.

Soluciones top para el mal aliento

1. Mantén una buena higiene bucal

La primera línea de defensa contra el mal aliento es una buena higiene bucal. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día y usa hilo dental diariamente para eliminar los restos de comida y la placa bacteriana. No olvides cepillar tu lengua, ya que muchas bacterias se acumulan allí.

2. Visita regularmente el dentista

Visitar al dentista regularmente para limpiezas profesionales y chequeos es esencial. Tu dentista puede detectar y tratar problemas bucales antes de que se conviertan en una causa mayor de mal aliento.

3. Hidrátate

Mantente bien hidratado bebiendo suficiente agua a lo largo del día. Esto ayuda a mantener la producción de saliva y a eliminar las partículas de comida y bacterias de tu boca.

4. Evita alimentos y bebidas que causan mal aliento

Limita tu consumo de alimentos y bebidas conocidos por causar mal aliento. Si los consumes, asegúrate de cepillarte los dientes o enjuagarte la boca después.

5. Deja de fumar

Si fumas, dejar de hacerlo no solo mejorará tu aliento, sino también tu salud bucal y general. Existen muchos recursos y programas que pueden ayudarte a dejar de fumar.

6. Usa enjuague bucal

Un enjuague bucal antibacteriano puede ser una adición útil a tu rutina de higiene bucal. Ayuda a reducir las bacterias en tu boca y proporciona un aliento fresco.

7. Trata condiciones médicas subyacentes

Si el mal aliento persiste a pesar de mantener una buena higiene bucal, consulta a tu médico para descartar cualquier condición médica subyacente que pueda estar contribuyendo al problema.

¿Sigues sin conseguir que ese olor desagradable se vaya? Clínica Provenza es tu clínica dental en Badalona de confianza. ¡Contáctanos y te ayudaremos a recuperar la sonrisa!